Review Film

Críticas: Crítica de “El Hotel Real” (“The Royal Hotel”), película de Kitty Green con Julia Garner (Flow, Movistar TV, Claro Video)

Tras su presentación en la Competencia Oficial del Festival de San Sebastián en septiembre último, llegó a las plataformas de alquiler el nuevo largometraje de la directora australiana de La asistente / The Assistant, también con Julia Garner.

El Hotel Real / The Royal Hotel (Australia/2023). Dirección: Kitty Green. Elenco: Julia Garner, Jessica Henwick, Toby Wallace, Hugo Weaving, Ursula Yovich y Daniel Henshall. Guion: Oscar Redding. Fotografía: Michael Latham. Edición: Kasra Rassoulzadegan. Música: Jed Palmer. Duración: 90 minutos. En alquiler por 48 horas en Flow (120 pesos), Movistar TV (140 pesos), Claro Video (65 pesos) y también disponible a un precio mucho más alto en YouTube Premium, Apple TV, Google Play, etc..

El Hotel Real propone un ataque frontal a una violencia machista sistémica, el retrato de una comunidad cerrada, la oposición entre un mundo rural y mujeres de carácter más urbanita y, sobre todo, la voluntad de abordar no solo un tema, sino un sentimiento: el miedo.

El vasto desierto australiano ha sido sumamente fructífero para el terror, que ha aprovechado los parajes aislados y terrosos del lugar para explorar el lado más oscuro del alma humana, desde alguna de las películas de Peter Weir a Wolf Creek. A este lugar inhóspito van a parar Hanna y Liv, las protagonistas de El Hotel Real, la más reciente película de Kitty Green después de la interesante La asistente / The Assistant.

No puede ser casual que Green haya regresado a su Australia natal para hacer esta película, que propone una situación propia del terror: por motivos económicos, dos amigas se han puesto a trabajar de camareras en el único bar de una región minera, donde los hombres beben y babean como locos. La pregunta, en el fondo, es la de muchas películas de este género: ¿por qué no se van de ahí? Aunque Hanna lo intenta, Liv parece aferrarse al lugar como a un flotador.

Hay algo interesante en la idea de tomar una premisa como esta y despojarla de las maneras propias del terror, para quizá así poder subrayar que la violencia machista tiene algo de muy real. Sin embargo, al alejarse de las maneras del género, la película deviene por momentos excesivamente plana.

Cuando uno de los hombres se planta en la puerta de las protagonistas a la noche, el plano es estático, no hay música, no hay ningún movimiento de cámara inquietante, sino simplemente la ranura, la sombra de los pies y el contraplano de la chica que observa con miedo. No hay atmósfera, sino hechos. El Hotel Real es un film más de situaciones que de puesta en escena. No es una película de género, sino el retrato de una sociedad profundamente machista en la que nadie se salva.

En la primera escena, las dos amigas se divierten en una fiesta. Todo está oscuro y abunda el alcohol, pero pronto descubrimos que no están en un antro ni son las tres de la madrugada, sino que se encuentran en un barco turístico cruzando el río en Sídney a pleno sol. El mundo del ocio bien pagado sale igualmente retratado.

Como en The Assistant, la película es una crítica a una violencia machista institucionalizada. Y, como en aquella ocasión, en El Hotel Real Green vuelve a contar con Julia Garner. No es para menos: su presencia callada y su media sonrisa sostienen buena parte del peso de la histoia.


Las suscripciones son la mejor manera para que las lectoras y los lectores apoyen directamente a los emprendimientos periodísticos independientes y ayuden a sostener un producto de calidad que mantiene el acceso a todos sus contenidos de forma gratuita. Además, se accede a una amplia oferta de beneficios y contenidos exclusivos.


You may also like...